Auschwitz-Birkenau. Recuerdo del Holocausto.

El campo de concentración de Auschwitz fue liberado por las tropas soviéticas el 27 de enero de 1945. En el año 2005 la ONU decidió que el mejor modo de rendir homenaje a todos los muertos inocentes de aquel lugar, sería declarar todos los 27 de enero como el Día Internacional de la Memoria de las Víctimas de Holocausto. Hoy es uno de esos días.

Los nazis querían exterminar a ciertas étnias del mundo, por eso llevaron a cabo un holocausto. La palabra “holocausto” priviene del griego olokaustos, que se podría traducir literalmente como “limpieza por fuego”, es decir, algo bastante semejate al concepto que tenían los nazis de lo que se debía hacer con la raza judía. El término Holocausto, o Shoha para la cultura hebrea, se comenzó a usar a partir de los años `70 y explicaría el genocidio y asesinato de los más de seis millones de judíos que murieron bajo el poder de la Alemani Nazi. El ahorcamiento, el fusilamiento, el gaseo, los trabajos forzados, el hambre, los malos tratos o los experimentos médicos fueron las principales causas de la muerte de los reclusos que habitaban los campos de concentración.

photo(2)

Hace un par de veranos tuve la oportunidad de poder visitar ese campo de concentración en uno de mis viajes con grupos culturales. Lo primero que se le dijo al grupo fue que sólo iría a Auschwitz aquella persona que quisiera, finalmente la mitad del grupo de 25 decidió no ir. También quiero decir que el Campo de Concentración de Auschwitz no es ningún pasaje del terror, no es desaconsejable para ningún enfermo de corazón, no es un lugar al que se va a pasarlo mal y no es entrar en una película de terror. La sensación general es un ambiente de respeto total y de recuerdo a la muerte de los inocentes.

Llegar allí es sencillo, está a pocos km de Cracovia (a unos 30 min) aunque la carretera es mediocre ya que no hay casi autopistas en Polonia (algó mejoró tras el europeo de fútbol). El peso de la historia y la vergüenza hizo que la ciudad que una vez fue Auschwitz se cambiara de nombre tras la guerra. Realmente Auschwitz-Birkenau está compuesto de tres campos consecutivos, se llaman Auschwitz I, Auschwitz II y Auschwitz III. El primero es el más antiguo, unos viejos barracones de ladrillo del ejercito polaco que los nazis trasnformaron en prisión. En esa primera parte es donde están los baños, taquillas, consignas etc. También aquí es donde está el Museo de Auschwitz, en donde se explica, de modo muy higiénico, la historia del campo, cómo era la vida allí y cómo llegaban los presos. En sus salas hay distintas vitrinas con objetos de los encarcelados, probalemente de las cosas que más me impresionaron. No olvidaré las vitrinas de gafas, las de montañas de cabellos (se rapaba a todos los hombres y mujeres y se usaba su pelo para hacer mantas y colchones), la de las prótesis ortopédicas que luego los nazis revendían, o la de los juguetes de los niños; ésta es con diferencia la más triste. También en las salas del Auschwitz I hay un ejemplo del menú diario de los presos: un mendrugo de pan de centeno y un poco de mantequilla, es decir, menos de unas 1000 calorías diárias por recluso, siendo más de 2500 las de un soldado alemán, y no olvidemos que los presos debían soportar duras jornadas de trabajo. Fuera de este primer núcleo es donde está el famoso letrero forjado en hierro que formaba la puerta del campo y que decía “El trabajo os hará libres”, nada más alejado de la realidad. También en este sector inicial está el primer crematório que se comenzó a usar. Personalmente una de las cosas que más me chocó fueron las fotografiás, una frontal y otra lateral, de todos los presos (hombres, mujeres y niños) que entraban en Auschwitz. Bajo su nombre ponía la fecha de cuándo ingresaban y de cuándo morían; aunque algunos consiguieron salir (los últimos en entrar pocos meses antes de la liberación soviética) la mayoría no duraba más de 4-6 meses allí. Para mi eso fue poder ponerle cara a las víctimas, saber cómo eran. En esta primera parte del campo se narra también como los judíos llegaban y eran obligados a desnudarse ( es muy dificil desnudar a un cadaver) y con la excusa de la ducha para limpiarlos, después de días hacinados en un tren, eran gaseados con el llamado Ziklon B, una prototipo de gas que perfeccionaron los nazis. Después de la muerte, se ventilaba la cámara y otros presos revisaban los orificios corporales de los muertos para ver que no habían escondido nada de valor. Tras esto eran llevados al crematorio, en donde en una especie de carritos de varios pisos eran introducidos al fuego, que no cesaba día y noche según los testigos.

photo(1)

photo(5)

photo(6)

Auschwitz II es el campo de concentración que todos hemos visto en las películas. Se encuentra a unos pocos km de Auschwitz I, por lo que hay que ir en un minibus del complejo, lo cual hace que haya que reservarlo antes. En esta zona está la entrada típica que todo el mundo ha visto, un arco bajo el que pasaban los trenes y descargaban a los judíos. Allí también están los barracones para dormir y las letrinas, simples agujeros comunales. Los barracones tenían literas de madrea con tres alturas, casi nadie quería la inferior ya que las enfermedades intestinales eran habituales, y lo que está arriba siempre cae hacia abajo. La mayoría de estos barracones hechos en madera fueron destruidos por los nazis cuando los soviéticos estaban llegando, los que quedan son los pocos que se salvaron y también reconstrucciones que se hicieron para que el visitante se hiciera una idea de lo que fue.

photo

photo(4)

Auschwitz III era una zona de trabajo industrial. Grandes empresas alemanas, principalmente de armamento y motores, usaron mano de obra esclava para la fabricación de armas y municiones. Esta parte no se visita.

Los campos fueron creados por los nazis alemanes para llevar a cabo el proyecto de limpieza étnica que defendía su filosofía nazi. Auschwitz no fue el único, hubo varios repartidos por Europa, y junto con éste, el de Treblinka (también en Polonia) tenían la fama de ser auténticos centros de muerte. La idea de limpieza étnica tenía un nombre para los nazis, fue la llamada Solución Final, es decir el exterminio total de la raza judía, junto con la que también hirían otras razas consideradas inferiores por la ideología nazi, o sea, gitanos, homosexuales, tullidos

En Auschwitz también hay fotografías y diários de los presos y de los militares alemanes que no estaban de acuerdo con lo que allí se hacía. Esos textos, y sobre todo las fotos, fueron las pruebas irrefutables para condenar a los generales nazis en los Juicios de Núremberg, ciudad alemana que sirvió para que un tribunal internacional, compuesto por británicos, estadounidenses y soviéticos principalmente, juzgara a los nazis asesinos. La mayoría fueron condenados a muerte o a largas penas.

La Unesco declaró en el año 1979 al Campo de Concentración de Auschwitz-Birkenau y su museo Patrimonio de la Humanidad. En Polonia es obligatorio para todos los estudiantes de secundaria la visita al campo, y así aprender de los herrores del pasado para que nunca más se repitan.

photo(3)

Imágenes propias

Anuncios

7 pensamientos en “Auschwitz-Birkenau. Recuerdo del Holocausto.

    • Andrea, polonia es un país bastante desconocido pero que merece mucho la pena. No está lejos, es barata la vida y sus monumentos y paisajes son estupendos. Y, por supuesto, visitar Auschwitz te enseña muchas cosas.

  1. “El hombre que no conoce su historia,está condenado a repetirla”.
    Muchos estudiantes de historia nos topamos y animamos con esta frase al iniciar los estudios. Hay cierta polémica sobre su autoría, y sí parece que ha ido modificándose con el paso de los años.
    Quizá su origen esté en la frase de Filósofo español Jorge de Santyana: “Aquellos que no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo”.
    Sea como fuere, aplaudo la medida del gobierno polaco, de obligar a visitar el campo de Auschwitz.
    No lo conozco personalmente, pero no dudaré en ir en cuanto tenga ocasión.
    Haciendo buena la frase inicial, no estaría de más que el gobierno de Israel obligara a sus alumnos, aunque sea universitarios, a realizar esta visita…

    • A mi el hecho de que sea obligada la visita al campo también me parece muy acertada, y sin duda recomiendo a TODO el mundo a que lo haga. No ha que ir con temor, hay que ir a aprender y, como bien dices Javier, así no se repetirán errores del pasado.

  2. totalmente de acuerdo. la visita obligada, yo soy de mexico y siempre me a atraido todo esto a mi hija y a mi, de la segunda guerra y mas de lo de los campos de concentracion ojala y dieran un tema de esto en mexico y valoren las nuevas genegaciones todo esto que paso y seamos un mexico mejor y mas que nada un Mundo mejor. a mi la verdad me saca hasta las lagrimas todo esto ojala nunca pase algo asi de nuevo y tambien un dia poder ir al museo. mis respetos a toda la gente que vivio eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s