Lisboa. Capital atlántica

lisboa, por amor a lisboaPara muchos españoles, la capital del país vecino es la gran desconocida. Es curioso como desde España, generalizando, se tiene una idea algo distorsionada de Portugal. Mucha gente me dice que es un país pobre, como una especie de hermano pequeño de España, siempre perdedor. Parece como si los españoles tuviésemos mucho más en común con los italianos, de los que nos separa parte del Mar Mediterráneo, que con nuestros vecinos. También me resulta curioso como casi siempre que se piensa en España, uno se imagina a toda la Península Ibérica, cuando realmente en esta península hay tres países, no nos olvidemos de Andorra. ¿Quizás tenemos en nuestros genes el recuerdo del período (unos dos diglos) en el que Portugal y España fueron un mismo reino? Debemos saber que el Emperador Carlos I de España (V de alemania) se esposó con Isabel de Portugal, haciéndola emperatriz de un gigantesco imperio. A partir de ese momento comenzó el llamado Período Filipino, en el que una serie de reyes españoles, todos ellos Felipes, gobernaron también en Portugal; todo acabó con Carlos II el Hechizado.

Carlos V e Isabel de Portugal. Wiki

El Emperador Carlos V y la Emperatriz Isabel de Portugal

Quien no haya ido nunca a Lisboa, se va a encontrar una ciudad magnífica, barata (al menos para un bolsillo madrileño), en donde la gente es amable, se come bien, hay buen transporte, un clima agradable, un río impresionante (la desembocadura del Tajo) y unos monumentos y calles con mucho interés y encanto. Si llegas a Lisboa por carretera verás que la autopista conecta la capital de España directamente con ella, y en unas 5-6 horas puedes estar cruzando el impresionante y larguísimo Puente Vasco da Gama (más de 17 km) que se hizo para la Expo del ’98, y que te llevará al centro. Otra cosa buena que tiene Lisboa es que el aeropuerto está increíblemente cerca de la ciudad. Por unos 15 EUR un taxi te deja en el centro. Los alojamientos son muy variados, de distintas categorías y en general a buen precio. La ciudad es asequible de tamaño, y el metro, el tranvía y los autobuses funcionan perfectamente.

Lisboa es la capital más occidental de toda Europa, y además es un destino perfecto para pasar un fin de semana con encanto. A continuación os recomiendo algunos lugares de interés que no deben dejar de verse.

No debes perderte:

  • Plaza del Comercio. Es el símbolo de la ciudad. Una monumental plaza cerrada por tres lados con edificios clasicistas y porticados, el tercer lado se abre al río. Hasta el 1755 (año en el que hubo un terrible terremoto en Lisboa que destruyó casi toda la ciudad) aquí hubo un impresionante palacio renacentista que había hecho el rey Felipe II como residencia real en la ciudad. Tras el terremoto quedó un terrible solar, que fue ocupado por esta plaza dieciochesca, la cual da paso a una calle comercial muy agradable (Rua Augusta) a través de un monumental arco del triunfo. En su centro se encuentra el monumento ecuestre al rey Don José I.

plaza-comercio disfruta lisboa

  • Plaza del Rossio. Es el centro neuralgico de la ciudad. Tras el terrible terremoto, el Marqués de Pombal rediseñó el centro de la ciudad con una serie de plazas sucesivas, está es la más viva de todas. En ella se encuentra por ejemplo uno de los teatros más importantes, el Teatro Doña María II.

La Plaza del Rossio foro de fotos

  • Estación del Rossio. También está en la Plaza del Rossio, y es una de las estaciones de tren más bonitas del mundo. Su peculiar fachada cobra nueva vida al anochecer, y es que imita el estilo típico portugués, el estilo Manuelino, puesto de moda por el rey Don Manuel a finales de la Edad Media.

800px-Estacao_Rossio wiki

  • Plaza Marqués de Pombal. Es una plaza enorme y circular. Se encuentra al final de la Av. Liberdade, arteria principal de la ciudad. En el centro de la plaza se alza el monumento al Marqués de Pombal, el hombre ilustrado que reformó la capital tras el cataclismo de 1755.

MarquesPombal

  • Iglesia del Carmen (Museo Arqueológico). De nuevo otro monumento nos recuerda el terremoto de mediados del siglo XVIII. Esta era la iglesia gótica más grande de la ciudad. En el seismo, los muros aguantaron, pero no las bóvedas. Se decidió conservar así, para recordar aquel suceso. Sin duda es un lugar muy interesante en el que ver una arquitectura desnuda y abierta al cielo.

convento

  • Torre de Belem. Emblema de la ciudad. Está realizado en Estilo Manuelino, con elementos decorativos que recuerdan al mundo marinero y colonial del pasado glorioso del país. Su uso era defensivo, una torre de vigilancia en el río, de hecho se accede por una pasarela ya que está rodeada de agua. Se cree que al otro lado del río hubo otra torre, y entre ambas había una cadena de enormes eslabones que cerraba el río y que no permitia, cuando se deseara, la entrada de barcos a la ciudad.

800px-Lisboa_-_Torre_de_Belém wiki

  • Iglesia de los Jerónimos de Belem. Junto a la torre que lleva el mismo nombre, ya que se encuentran en el barrio homonimo, está este impresionante monasterio en Estilo Manuelino. Lo más curioso es su iglesia, absolutamente diáfana, ya que la planta es denominada “planta de salón”, es decir, todas las naves que forman el cuerpo de la iglesia tienen la misma altura; así la iluminación y la acústica son insuperables. Lo más curioso es su bóveda de tela de araña. No hay que dejar de subir al coro y disfrutar de las vistas.

Interior_do_Mosteiro_dos_Jerónimos wiki

  • Estación de tren de Oriente. Creada en 1998 para la Expo, fue diseñada por el arquitecto español Santiago Calatrava. Es una estación que no se encuentra en el centro de la ciudad, pero se accede facilmente a ella en metro o coche. La arquitectura es impresionante, ya que los elementos modulares que la forman se repiten casi hasta el infinito para crear unos andenes de formas muy curiosas. Para algunos es una reinvención de las bóvedas de crucería de la arquitectura gótica, para otros una selva moderna con pilares que parecen palmeras.

OrienteMGT wiki

Lo que no debes dejar de hacer:

  • Subir en tranvía amarillo y blanco al Barrio Alto.
  • Comer Pasteles de Belén.
  • Subir al ascensor-mirador de Santa Justa.
  • Salir y tomarte una copa en el Barrio Alto.
  • Pasear junto al río.
  • Perderse por las calles del  Barrio del Rossio.
  • Cruzar en transbordador el Tajo y comer bacalao en alguna de las pequeñas poblaciones costeras del delta.
  • Si tienes tiempo ir a Sintra (a 24 km de Lisboa).

Sea cual sea la razón por la que se visite la ciudad, hay que reconocer que Lisboa es un lugar con encanto. Una gran capital europea.

Imágenes propias, wikimedia, poramoralisboa.com, disfrutalisboa.com y forodefotos.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s